• facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
942 253 275

Qué es el hipo (I)

El hipo se produce por un movimiento brusco e involuntario en el diafragma. Este músculo está situado en la parte baja del pecho, entre el tórax y el abdomen y se contrae de manera rítmica y continua para ayudarnos a respirar. Cuando el diafragma se altera, desciende de forma brusca haciendo que el aire entre en la garganta de golpe, chocando contra la laringe, provocando que las cuerdas vocales se cierren rápidamente y surge el característico sonido de ‘hip’ del hipo. Es un acto reflejo pero a diferencia de la tos o el estornudo no cumple ninguna función protectora conocida.

Diferentes tipos de hipo
Hipo benigno o aislado: Es la forma más común, se producen contracciones breves, aisladas e involuntarias del diafragma, que pasan a menudo inadvertidas. Dura entre algunos segundos y algunos minutos. Se considera normal y no necesita tratamiento terapéutico ya que suele ser debido a estilos de vida y hábitos alimentarios.
Hipo agudo (persistente): Contracciones repetitivas, durante al menos 48 horas, que pueden ser ruidosas y relativamente molestas para el paciente y las personas que le rodean. Tiende a desaparecer espontáneamente y puede deberse a causas alimentarias o al efecto adverso de un medicamento.
Hipo crónico, rebelde o refractario: Las contracciones de los músculos se prolongan durante varios días y no desaparecen espontáneamente. Puede ser invalidante y a menudo se necesita un tratamiento terapéutico. También puede ser el síntoma de la existencia de alguna enfermedad.